Tratamiento para la depresión

NOTA: Esta información no tiene la intención de informarle si tiene una depresión mayor. Por lo tanto, no se puede reemplazar por una visita a un profesional de salud mental.

Es común que las personas que se sienten mal piensen en hacerse daño a si mismas o piensen en la muerte. Si usted o alguien que usted conoce tiene estos sentimientos, esto significa que están en crisis y necesitan ayuda. Para obtener ayuda inmediata, llame al 1-888-628-9454. Usted recibirá asistencia en español de un centro de crisis, disponible las 24 horas del día. O bien, usted puede llamar al 911.

Este número de teléfono está disponible todo el tiempo para brindar atención gratuita y confidencial a personas que están sufriendo una crisis. La Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias exit disclaimer (conocida como SAMHSA por sus siglas en inglés), que es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, se encarga de la gestión de este centro de crisis. exit disclaimer

For 24-hour assistance in English, call 1-800-273-TALK (8255).

 

¿Merece la pena recibir tratamiento para la depresión?

Desde luego que sí. Generalmente, el tratamiento ayuda a aliviar los síntomas y reduce la duración de la depresión. Un problema común es que muy pocas personas buscan ayuda, y son muchas las personas que piensan que la depresión no es un problema verdadero, que no es algo grave o que es una indicación de que no son lo suficientemente fuertes para enfrentar la vida, pero todo esto es falso.

No debe sentirse apenado por hablar abierta y honestamente de sus sentimientos y preocupaciones. Esta es una parte importante de su recuperación, y le permite mejorar su actitud. Muchas personas se benefician del tratamiento para la depresión, aunque sus síntomas no sean muy serios. De manera que no es necesario esperar a presentar varios síntomas de depresión antes de consultar con su médico o con un profesional de salud mental sobre la posibilidad de obtener un tratamiento (vea “¿Quién ofrece terapia?”).

Si presenta cinco o más de los síntomas que se mencionan en la lista que aparece arriba (vea “¿Qué es la depresión?” o el cuestionario sobre la depresión), consulte con su médico o con un profesional acreditado de salud mental, especialmente si ha tenido estos sentimientos por un periodo de dos semanas o más, o si son motivo de preocupación o si obstaculizan su rutina diaria.

¿Cuáles son los tratamientos para la depresión?

Existen muchos tratamientos eficaces para la depresión, y más de 8 de cada 10 personas que los reciben ven una mejora en su salud. Recibir tratamiento, por lo común, quiere decir que recibirá psicoterapia/orientación, que tomará medicamentos o ambas cosas. Su doctor o un profesional acreditado en salud mental pueden ayudarle a decidir cuál es el mejor tratamiento para usted.

Sobre la terapia (orientación, terapia oral, psicoterapia)

Se ha demostrado que la terapia puede ser muy útil y con frecuencia es parte importante del tratamiento para la depresión. Recibir terapia no quiere decir que estará en tratamiento para siempre. La mayoría de las terapias orales son de corta duración. Es posible que solo vea al terapeuta un par de veces, todo depende de la gravedad de sus síntomas. Casi todas las terapias orales se enfocan en sus pensamientos, sentimientos y las cosas que están pasando en su vida en este momento. En algunos casos, es útil que entienda su pasado, pero también es importante enfrentar lo que pasa en su vida actual para que pueda sobrellevar sus sentimientos y prepararse para los retos del futuro.

La terapia es algo más que informar a su terapeuta de sus problemas. Implica que debe trabajar con su terapeuta para enfrentar las cosas que ocurren en su vida y cambiar los comportamientos que causan problemas y encontrar soluciones. Su terapeuta puede asignarle tareas o quehaceres después de cada sesión, como cosas en las que puede pensar y que puede mejorar. Esto puede incluir una lista de situaciones que le provocan pensamientos y sentimientos negativos, y cómo puede ver las cosas de manera diferente.

Algunas metas comunes de la terapia son:

  • Mejorar su salud
  • Superar sus temores o inseguridades
  • Sobrellevar el estrés
  • Encontrar el sentido de los acontecimientos dolorosos de su pasado
  • Identificar las cosas que empeoran su estado de depresión
  • Mejorar su relación con su familia y amigos
  • Elaborar un plan para sobrellevar una crisis
  • Entender por qué le molestan ciertas cosas y qué puede hacer al respecto

¿Quién ofrece la terapia?

Existen muchas personas que han sido entrenadas para ofrecer terapia, y que pueden ayudarle. Por ejemplo:

  • Psiquiatras (escriben “MD” después de su nombre)
  • Psicólogos (escriben PhD, PsyD, EdD, o MS después de su nombre)
  • Trabajadores sociales (escriben DSW, MSW, LCSW, LICSW, o CCSW después de su nombre)
  • Orientadores (escriben MA, MS, LMFT, o LCPC después de su nombre)
  • Enfermeras de psiquiatría (escriben APRN o PMHN después de su nombre)

Pero lo más importante de la terapia no es el entrenamiento del especialista, sino que usted pueda hablar honesta y abiertamente con esa persona. Su terapeuta no tendrá todas las respuestas, pero lo importante es que encuentre una persona con la que pueda trabajar en equipo para buscar estas respuestas.

Sobre los medicamentos

Muchas personas que sufren de depresión consideran los medicamentos como una ayuda útil para mejorar su actitud y su habilidad para sobrellevar sus sentimientos. A los medicamentos para la depresión se les conoce como antidepresivos. Los antidepresivos no pueden resolver todos sus problemas por arte de magia, pero pueden ayudarle a cambiar su comportamiento y darle ánimo para que enfrente las cosas que le empeoran el humor.

Los antidepresivos son medicamentos recetados, de manera que hable con su médico si desea tomarlos, y también pregúntele cómo debe tomarlos. Existen muchos medicamentos, así que usted y su médico tienen muchas opciones de dónde escoger. Sea paciente, ya que a veces es necesario tomar varios medicamentos antes de encontrar uno que realmente le sirva. Si el costo es motivo de preocupación, consulte con su médico o farmaceuta para ver si hay una versión genérica del medicamento. Los medicamentos genéricos son más baratos que los de marca.

Al someterse a un régimen de medicamentos es importante que los siga tomando por un periodo de tiempo razonable. Muchas personas empiezan a sentirse bien pocos días después de empezar el tratamiento, pero con frecuencia se requiere que transcurran una o dos semanas para que la persona se empiece a sentir bien, y cuatro semanas para obtener el mayor beneficio de estos medicamentos. También es común que se tenga que cambiar la dosis, así que consulte siempre con su médico.

Depende de cada persona por cuánto tiempo deben tomarse los antidepresivos. Muchas los toman durante seis y doce meses, y otras por más tiempo. Recuerde, usted y su médico deberán hablar al respecto para discutir el periodo de tiempo conveniente.

Los antidepresivos son seguros y dan buenos resultados a la mayoría de las personas, pero aún así es importante que consulte con su médico sobre los efectos secundarios que pueden ocasionar. Con frecuencia, los efectos secundarios no interfieren con su vida, y desaparecen conforme su cuerpo se acostumbra al medicamento. Si nota cambios adversos en su comportamiento o humor, especialmente si tiene la idea de hacerse daño, es importante que llame a su médico cuanto antes.

Cuídese a sí mismo

Son muchas las cosas que usted puede hacer para sentirse bien y aliviar sus sentimientos de depresión.

Haga ejercicios y manténgase activo. Puede realizar una actividad tan sencilla como salir a caminar o una más exigente, como ir al gimnasio o unirse a un equipo deportivo. El tipo de ejercicio depende de su condición física, pero cualquier actividad que lleve a cabo le será de gran ayuda. Si es necesario, empiece con una rutina de ejercicios ligera y vaya mejorando poco a poco su condición. Esto puede ser difícil cuando está deprimido o se siente desmotivado porque estos sentimientos absorben toda la energía, pero es importante que haga el esfuerzo para lograr sentirse mejor.

Organice su día, y haga un plan para mantenerse ocupado. Es importante que salga de su casa cuando le sea posible.

Hable y realice actividades con otras personas. Generalmente, cuando alguien se sienten deprimido no desea tener contacto con otras personas, pero lo cierto es que su humor mejorará si trata de hacerlo.

No olvide las recompensas. Muchas personas que se sienten deprimidas no tienen recompensas o actividades divertidas en sus vidas. Busque la manera de recompensarse. Aun las cosas más pequeñas pueden mejorar su humor.

Haga lo que antes era divertido, aunque no lo parezca en este momento. Uno de los síntomas comunes de la depresión es abstenerse de las actividades que antes eran divertidas. Tal vez tome un poco de tiempo, pero su humor mejorará cuando vuelva a realizar estas actividades. Algunas personas hacen una lista de actividades que les parecen divertidas y luego las realizan cada día de la semana.

Hable con amigos y seres queridos. El apoyo de ellos es necesario para que usted se sienta mejor. Las cosas parecen menos difíciles cuando comparte con ellos sus preocupaciones.

A continuación: Cuestionario para detectar la depression Tema siguiente