Prevención de infecciones en pacientes con cáncer

Información para pacientes y quienes se encargan de su cuidado

Los pacientes con cáncer que están recibiendo quimioterapia tienen una mayor posibilidad de infectarse durante sus actividades cotidianas o en entornos de atención médica. Uno de cada 10 pacientes con cáncer que recibe quimioterapia tiene que ser hospitalizado debido a una infección.

¿Qué es una infección?

Usted se infecta cuando los gérmenes entran en su cuerpo y se multiplican, causando enfermedades y daños a los órganos y tejidos. Las bacterias y los virus causan infecciones.

  • Usted puede contraer las bacterias a través del aire, el agua, el suelo o los alimentos durante el transcurso de su tratamiento médico. La mayoría de las bacterias provienen de su propio cuerpo. Las infecciones causadas por infecciones bacterianas incluyen la neumonía, la bronquitis y las infecciones de oído.
  • Los virus se transmiten de persona a persona. Entre las enfermedades virales comunes se incluyen el resfriado común, el herpesherpes y la influenza (o gripe).la influenza (o gripe).

Por lo general, ¿cómo lucha el cuerpo contra las infecciones?

El sistema inmunitario ayuda a su cuerpo a protegerse contra las infecciones. El cáncer y la quimioterapia pueden dañar este sistema al reducir el número de glóbulos blancos en la sangre que combaten las infecciones y por tanto dificultándole al cuerpo luchar contra las infecciones.

¿Cómo puedo evitar las infecciones durante la quimioterapia?

1. Prepárese: Esté atento si le da fiebre

Si le da fiebre durante la quimioterapia, esto constituye una emergencia médica. La fiebre puede ser el único indicador de que tiene una infección y una infección durante la quimioterapia puede poner en peligro su vida.

Debe tomarse la temperatura en cualquier momento que se sienta acalorado, tenga enrojecimiento en la piel o escalofríos o no se sienta bien. Si su temperatura es de 100.4 °F (38 °C) o más por más de una hora o de 101 °F (38.3 °C) o más en cualquier momento, llame de inmediato a su médico aun si esto ocurre en horas de la madrugada. Usted también debe:

  • Preguntarle a su médico cuándo podría tener el nivel más bajo de glóbulos blancos, ya que es cuando tendrá el mayor riesgo de infectarse.
  • Mantener un termómetro que funcione en un lugar de fácil acceso y saber cómo usarlo.
  • Llevar con usted siempre los números de teléfono de su médico. Asegurarse de saber a qué número llamar durante horas hábiles del consultorio y a cual llamar cuando está cerrado.
  • Si tiene que ir a la sala de emergencias, decirle a la persona que lo admita al hospital que usted tiene cáncer y está recibiendo quimioterapia. Si tiene fiebre es posible que tenga una infección. Esta es una afección que pone en peligro su vida y deben examinarlo lo antes posible.
Foto de un hombre lavandose sus manos

2. Prevenga: Lávese las manos

Lávese las manos y prevenga infecciones. Muchas enfermedades se propagan por no lavarse las manos, lo cual es especialmente peligroso si está recibiendo quimioterapia, porque su cuerpo no sería capaz de combatir las infecciones como lo hacía antes del tratamiento. Usted y todas las personas que le rodean, incluyendo todas las personas que viven con usted, sus médicos y enfermeras, deben lavarse las manos frecuentemente. No tenga temor de pedirles a las personas que se laven las manos. Use agua y jabón para lavarse las manos. Si no hay agua y jabón, pueden limpiarse las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol.

Asegúrese de lavarse las manos:

  • Antes, durante y después de cocinar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar pañales o ayudar a un niño a ir al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocar o limpiar los excrementos u orina de sus mascotas.
  • Después de tocar la basura.
  • Antes y después de tratar una cortada o herida o de tocar su catéter, el “port” o catéter venoso central u otro instrumento de acceso venoso.
Foto de un hombre con fiebre

3. Protéjase: Conozca los signos y síntomas de una infección

Si está recibiendo quimioterapia, su cuerpo no sería capaz de combatir las infecciones como lo hacía antes del tratamiento. Cuando su número de glóbulos blancos en la sangre está bajos, debe tomar en serio los síntomas de una infección. Una infección durante la quimioterapia puede requerir hospitalización y causar la muerte. Llame a su doctor inmediatamente si observa cualquiera de los siguientes signos y síntomas de una infección:

  • Fiebre (algunas veces es el único signo de infección).
  • Escalofríos y sudores.
  • Cambio en la tos o una nueva tos.
  • Dolor de garganta o úlceras en la boca nuevas.
  • Dificultad para respirar.
  • Congestión nasal.
  • Rigidez del cuello.
  • Ardor o dolor al orinar.
  • Secreción vaginal inusual o irritación en la vagina.
  • Aumento del volumen de orina.
  • Enrojecimiento, dolor o inflamación en cualquier parte, como en las heridas causadas por cirugía y en áreas alrededor de un catéter venoso central.
  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Dolor en el abdomen o el recto.
  • Un dolor nuevo.

Pregúntele a su médico cuándo podría tener el nivel más bajo de glóbulos blancos, ya que es cuando tendrá el mayor riesgo de infectarse. En general esto ocurre entre los 7 y 12 días después de terminar cada dosis de quimioterapia y puede durar hasta una semana.

¿Qué debo hacer si creo que tengo una infección?

Llame a su médico de inmediato aun si es en horas de la madrugada. Se considera una emergencia. No espere hasta que amanezca. Siempre tenga con usted los números de teléfono de su médico. Asegúrese de saber a qué número llamar durante horas hábiles del consultorio y a cual llamar cuando está cerrado.

Ver el sitio completo

Facebook            Twitter            YouTube
CDC 24/7
Página Principal Acerca Comuníquese con los CDC Políticas
Build 2.7.2.3 10/12 2:44 PM